sábado, 8 de septiembre de 2007

OTRO IMPRESENTABLE MAS


COMO TENER LA GRIPE O UN CATARRO...

Paseando por "internet", uno descubre cosas como las que podemos leer a continuación, publicadas no hace mucho tiempo.

Joseph Nicolosi es doctor desde hace varios años de terapia reparativa de la homosexualidad; es cofundador y director de la Asociación Nacional para la Investigación y la Terapia de la homosexualidad (NARTH), miembro de la Asociación Psicológica Americana, autor de numerosos libros y artículos científicos. El periodista italiano de la revista “Studi Cattolici” Roberto Marchesini, lo ha entrevistado tras una conferencia en Milán. He aquí la entrevista:

Doctor Nicolosi, ¿qué es la homosexualidad?

La homosexualidad es un síntoma de un problema emotivo y representa necesidades emotivas insatisfechas desde la infancia, especialmente en la relación con el progenitor del mismo sexo. En otras palabras: para el chico que no ha tenido una conexión emotiva con el padre, y para la chica que no ha tenido atención emotiva por parte de la madre, ello puede inducirles a desarrollar un síntoma de atracción hacia el propio sexo, u homosexualidad.

¿La homosexualidad es «normal»? ¿Y qué es normal?

Yo no pienso que la homosexualidad sea normal. La población homosexual es alrededor del 2%, 1.5% - 2%. Por tanto estadísticamente no es “normal” en el sentido que esté muy extendida. Además de esto, no es normal tampoco en términos de natural design. Cuando hablamos de ley natural, y de la función del cuerpo humano. Cuando miramos la función del cuerpo humano, la homosexualidad no es normal. Es un síntoma de algún desorden. La normalidad es aquello que cumple una función conforme al propio design; éste es el concepto de ley natural – y en este sentido la homosexualidad no puede ser normal, porque la anatomía de dos hombres, los cuerpos de dos hombres, o dos mujeres, no son compatibles.

¿Cuáles son las causas de la homosexualidad? ¿Y existe una causa genética?

Como he dicho, las causas de la homosexualidad se remontan a la autopercepción del niño o de la niña en la primera infancia. El chico necesita de una relación con su padre para desarrollar su substancial identidad masculina, la chica necesita de una unión emotiva o relación con su madre para desarrollar su feminidad. Es el sentido del género que determina la orientación sexual; en otras palabras, cuando un chico se siente seguro de su masculinidad, se siente naturalmente atraído por las mujeres. Y la misma cosa es cierta para las mujeres: cuando una joven chica se siente segura de su identidad femenina, se sentirá naturalmente atraída por los chicos. El homosexual es una persona que carece del sentido de género, y por ello trata de remediar, o busca un remedio a través de otras personas. Esta inclinación se hace sexualizada, y es por ello que manifiestan el síntoma de la homosexualidad.

Se habla mucho de las causas genéticas de la homosexualidad y más o menos hace veinte años en los Estados Unidos se hablaba en continuación del «gen gay», o de «cerebro gay», pero ningún estudio ha demostrado tal cosa. De hecho los activistas gay en los Estados Unidos ya no hablan tanto de bases biológicas o genéticas, porque ningún estudio lo ha demostrado y ha ofrecido tal confirmación. Son mucho más evidentes las causas familiares y ambientales, especialmente aquélla que llamamos la «clásica relación triádica» constituida por el chico con un padre distanciado y crítico, por una madre hiper-involucrada, intrusiva y a veces dominante y por un chico constitucionalmente sensible, introvertido y refinado que está expuesto a un riesgo mayor de sentirse falto en la identidad sexual. Nosotros vemos este esquema continuamente.

Nosotros reconocemos que en muchas personas hay una predisposición constitucional a la homosexualidad, pero es una cosa distinta a la pre-determinación, o a una “causa” directa. Esto es, el chico puede ser constitucionalmente proclive a la homosexualidad, en los términos de su constitución pasiva o delicada, y en su dificultad en crear un vínculo con el padre y en sentirse confiado para con el mundo masculino, pero es necesaria la “clásica relación triádica” ambiental para crear un problema homosexual a un chico con esta constitución.

¿Cuál es la diferencia entre “gay” y “homosexual”?

Es esencial hacer esta importante distinción entre gay y homosexuales. Los activistas gay querrían que nosotros creyésemos que todos los homosexuales son gay. De hecho, incluso la jerarquía de la Iglesia católica cree que las personas homosexuales sean «gay». Nosotros no creemos que ellos sean gay. La palabra «gay» indica una identidad socio-política. Homosexual, en cambio, es simplemente una descripción de un problema psicológico, de una orientación sexual.

Las personas que vienen a nuestra clínica, que buscan una ayuda, tienen un problema homosexual, pero rechazan la etiqueta de gay. No quieren ser llamados “gay” porque no se reconocen en aquella identidad socio-política y con el estilo de vida gay.

La entrevista es más extensa, y se puede ver en el vinculo, pero creemos que este tipo de personas, hacen un flaco favor a los muchos "gay, homosexuales", o como él quiera llamarlos, que intentan hacer que su vida sea igual a los demás.

KAPPYQUEENS

This is a non commercial, non professional blog. All images taken from the Internet are assumed to be in the public domain. In the event that there is still a problem or error with copyrighted material, the break of the copyright is unintentional and the material will be removed immediately upon request (post comment or e-mail).